viernes, 7 de agosto de 2015

Señal de desacuerdo

En señal de desacuerdo tiré el edicto sin saber su contenido,
Dejé que el suelo sea el sinónimo de su destino,
Y que el mundo gire en torno a la ignorancia,
Que cada uno muera en la suposición, en su interpretación, del futuro.

Y ahí está justo en el pasillo, poco a poco cubriéndose de polvo,
Como si esperara el momento de ser parte del mundo de los desechos,
Pero a su vez, en su silencio, clama por antes de morir recibir de alguien, podría ser yo, una última hojeada.

Surge también, cual esencia mía, ese deseo misterioso que me ha acompañado toda mi vida; el deseo de saber...

No soy como los demás. ¡No! Yo soy diferente - me lo dice al oído.

Esta vez no iré contracorriente,
Esta vez quiero verles morir estando en medio de ellos,
Esta vez quiero proveerles la pala con la que cavaran su propia tumba.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario